sábado, 25 de febrero de 2017

El cardiologo, mi mujer y otras cosas de ... Un episodio de lanueradelaconsuelo

Hay cosas que son de primero de matrimonio y si no las tienes claras suspendes y te devuelven a corrales echando leches. No hablo de temas como “ayer vi a mi ex y me saludo muy efusivamente, creo que se ha divorciado”. Tampoco hablo de “ayer tuve que ir con unos clientes al puti pero tranquila que yo me quede en la barra echando unas cervezas hasta que bajaron” estoy hablando de cosas serías de verdad, muy serias como “nunca vayas al cardiologo acompañado de tu mujer” ¿he dicho nunca? Lo correcto sería decir jamás de los jamases.
Ya sabéis adorados lectores que de tanto en tanto caigo en ataques asfixiantes de hipocondría: recordareis aquel momento en el que me notaba desigual y no paré hasta lograr que mi amigo, el doctor F ahuyentara mis fantasmas con un tacto corporal callejero y una comprobación radiologica para la (des)verificación de mi desigualdad.
Pues eso fue una broma comparado con mi dolencia actual y es que de un tipo a esta parte tengo “opresión”, como lo oís opresión total. No, no son taquicardias, ni ventosidades mal canalizadas; no son pinchazos ni arcadas sino la sensación de que ni los pulmones ni el corazón me caben en la caja torácica, como lo leéis, a ver si me consigo explicar, es como si lo que está dentro de las costillas pujara por salirse fuera. Ya sé que es raro, pero desde hace un par de meses siento opresión y yo la siento y ya está. Tengo opresión.
Mis hipocondrias siempre tienen su recorrido. Fase de detección y verificación caracterizada por hacer preguntas indirectas a lo Gila a mi equipo médico habitual. Oye F, si yo te preguntara qué sucede si tienes opresión ¿tu que me dirías? que eres gilipollas y que no te pongas como un cerdo comiendo y se te pasará. Vaya mierda de médico eres tu. La segunda fase es la de masticación y regurgitación de la enfermedad caracterizada por un estado mohino y alicaido. ¿Qué te pasa ahooooora? Nada, nada ya te enteraras en unos meses cuando me lo diagnostiquen. Pero chico estás tonto ¿Qué te pasa?  ¿Has hablado con F? Sí y me ha dicho que no coma, yo creo que me oculta algo. Te habrá dicho que no te pongas como un cerdo de comer, no que no comas. Exacto ¿Cómo lo sabes? ¿Habéis hablado? Seguro que habeis hablado ¿qué te ha dicho que tengo?¿Es grave? Anda quita la ropa del tendedor antes de que llueva y se te quitarán todos los males. Mejor me siento que tengo opresión ¿Qué tienes qué?...Opresión.
Tercero acudir a la consuelo. Mama nadie me hace caso, pero tengo opresión. ¿Qué tienes qué? (la consuelo es tremenda por definición). Madre mia, la hermana de la tia X se sentía rara el mes pasado y anteayer la enterraron. Mamaaaaa que yo no me siento raro, solo tengo opresión. Es que comes una barbaridad, te tendrías que moderar. Hoy comete las judias con oreja y chorizo que te he hecho, pero a partir de mañana dieta. Y llama a tu amigo P, el cardiólogo, y que te haga unas pruebas. Pero el Dr F me ha dicho que no es nada. Qué se sabrá F si no es especialista, tu vete al cardiologo que la vecina del segundo no quería ir y ahora le han tenido que poner un marcapasos. Te echo un para de cazos más de judías ¿verdad?, no se van a quedar en la perola para tirarlas.
Y aquí entra en juego mi variado elenco de amigos médicos. Sostiene Viveiro con maldad que esa es una de las causas de mis hipocondrías que tendrían que quitarme la tarjeta del seguro privado y mandarme a la mierda mis amigos médicos cada vez que les llamo. Pero ellos me quieren y además me valgo de triquiñuelas como invitarlos a cenar para sonsacarles información de mis males. Esta noche he quedado con F y con P para cenar que hace mucho que no los veo. ¿Pero tu te crees que soy tonta? has quedado con ellos por la chorrada de la opresión. Y te vas a poner como un cerdo de comer jabalí y corzo y albóndigas de ciervo y claro luego les dirás que tienes opresión.
Día siguiente: me ha dicho P que si me voy a quedar más tranquilo que me pase por la consulta un día y me hace pruebas de la opresión. Que paciencia tengo que tener contigo ponte a escribir en el blog y deja de mirarte, desde que no escribes creo que estás mas lelo todavía. ¿Pero si antes me decías que el blog era lo que me volvía lelo? Anda sube la compra del coche y no me contestes. Otra vez me noto la opresión me voy a sentar; si sigo así el mes que viene llamo a P, Que te voy a aguantar un mes más no te lo crees ni tu. Ahora mismo le pongo un guasap. Que ya te vale que tenga que llamar yo a tu amigo como si fuera tu madre. Mira, me dice que vayas mañana a las diez cuando termine, lo malo es que no te puedo acompañar porque tengo patinaje. Tranquila que ya voy yo solo y caerá sobre tu conciencia si me da la opresión conduciendo. Pero si llevas dos meses con la opresión que tontada te va a pasar mañana.


Y allí que me marché solico a un hospital de estos de nuevo cuño con arquitectura new age y jóvenes recepcionistas que hacen revivir a los muertos. Me preguntó mi edad, mi domicilio (ya, ya sé que se lo pregunta a todos, pero a mi me hizo ilusión) y todo iba bien hasta que preguntó la causa de mi visita. La opresión señorita, la opresión. Vd es el amigo del Dr verdad? Y dejó escapar una sonrisilla cómplice que yo atribuí a mi seducción y sospecho que ella a la chanza que generan los locos de atar. Espere en la sala que el doctor lleva un poco de retraso.
Esperé un cuarto de ahora. Yo inmiscuido en si me pincharía o no; tacto rectal no creo que me hiciera eso solo se lo hacen a Viveiro para su mancillada próstata. Cuando sutilmente sentí una visita femenina que se sentaba a mi lado. Ya está, la recepcionista que viene a darme conversación, pensé. Cariñó hacia mucho frio y paso del patinaje no me voy a perder el espectáculo. La nuera de la consuelo con su inigualable sonrisa malebola argggg !!
Sale el doctor, besa a mi mujer, pasa, pasa ahora estoy contigo que tengo que salir un segundo. Dentro me esperaba una amable enfermera con rasgos mexicanos y hechuras de la asistenta de la Srta scarlata, es Vd amiguito del doctor, desnudese de la cintura para arriba no mas, mijo. Oiga oiga que soy un hombre felizmente casado, que solo vengo por una leve opresión. Sra puede pasar, no se quede fuera, al doctor no le molesta que entren los familiares y menos ustedes. Enseguida vi que entre las dos nació una inmediata complicidad propia del sexo femenino. Y mientras expresaba mis protestas me di cuenta que la descendiente de Pancho Villa blandía en su mano derecha un juego de electrodos de todos los colores y en la derecha una cuchilla de afeitar con la aquiescencia sonriente de mi esposa. No os voy a mentir que en ese momento sentí una inconfesable simpatía por el indeseable de Donald Trump pero dada la imposibilidad de construir muros entre la chamaquita y un servidor tuve que sucumbir.
Uy cuanto pelito, tendré que rasurarle. ¿Qué tiene que qué? que yo solo vengo por una opresión oigame mija. Dije adoptando su jerigonza buscando en balde su complicidad. Pero adonde va oiga. Que luego me salen los pelos como escarpias y me pego un mes rascandome como los monos del zoo. Si no se agarran loscables no sirve de nada la pruebecita del esfuerso. Siga, siga con lo que me gustaban a mi los hombres sin pelo  y acabar con este gorila, dijo mi mujer. Todavía estas a tiempo guapa. No me tientes.
Que divertidas son sus conversaciones merese la pena haberme quedado para ayudar al doctor. Vaya, ahora la abuelita de Paulina Rubio se cree que esta en una telenovela, será posible. Pongase esta redecilla ñor. ¿redecilla en la cabeza? jajaja noooo en el cuerpo como si fuera una camiseta. Oigame que vengo por una opresión o-pre-sion y para eso no hace falta vestirse de drac queen. Jajaja que grasioso es el sr esto es para que no se muevan los cablesitos cuando corra- ¿correr? ¿A dónde?
En esto entra P, y se une a las risas de la mexicana y de mi mujer que no les cabía un pan en la boca y ya obraba movil en riste dispuesta a inmortalizar el momento Oye tu en qué equipo estás matasanos. Dele la barriguita a la Sra para que le haga una fotito frontal bien echa. Estaba claro se habían conchabado los tres contra mi. Súbete a la cinta que le doy marcha. Aquello empezaba a correr, yo con los cables y vestido como jorge javier en una despedida de soltero, aquello corria más. Los tres partidos de risa. Corría mucho más. Estas bien??? de puta madre no te jode, venga un minuto más.
Bueno ha salido bien. Y la opresión de qué es?? pues ni idea pero del corazón no. Y en esto que mi mujer saca a traición del bolso mis últimos informes médicos del trabajo, anda échales un ojo que tu amigo no te los quería enseñar. Pero tio, tienes el colesterol fatal, claro te pones como un cerdo de comer. Te voy a recetar una pastilla y te la tomas todos los dias.¿pero eso que tiene que ver con la opresión? Nada, la opresión son chorradas tuyas, pero esto del colesterol si que es importante. No se si veiais a Rodríguez de la Fuente y las hienas, pues la sonrisa de victoria de mi mujer se parecía mucho a ellas.
Inmediatamente llamó a mi madre que le detalló todas las personas que se habían muerto el último mes por  el colesterol, llamó a mi suegra, a mi cuñada y le mandó mi foto y creo que contrato una cuña en la radio para anunciarlo porque llevo tres dias dando explicaciones a todo el mundo de mi visita al cardiologo. Si vale, soy un pardillo es de primero de matrimonio no vayas nuca con tu mujer al medico NUNCA ¿pero qué hubierais hecho vosotros si hubierais tenido una opresión?

16 comentarios:

  1. Jajajaja, a mí me pasó algo parecido en el dentista, o sea nunca vayas al dentista con tu marido :P
    LO de la opresión debe ser estrés, se de una persona a la que también le pasa.
    Besos y que te mejores.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡SI!! ¡Yo oí la cuña en la radio! ¡Tenía una música de fondo muy pegadiza! ;p

    jajajaja, muy buena entrada, muy graciosa. Ya se echaba de menos que escribieras de coña de vez en cuando. La opresión te sienta bien, no te cures. Del colesterol sí, pero de la opresión no ;P

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Celia han sido tiempos tensos,el problema es que mi manera de combatir la ansiedad es zampar como un poseso.
    A ver si como dice Spidi vuelvo a escribir de gilipolleces que por otra parte es lo que mas me divierte.
    Para publicitar a un cardilologo habría que poner el corazón partido No????

    Besicos a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Que bueno y que risa! Me recuerda tu estilo al de mi amigo Felipe Benítez Reyes . Pero me haces más gracia tu . BRAVO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mil Nieves. No he leido nada de felipe Reyes, recomiendame alguno para empezar.
      besos

      Eliminar
  5. jajaja nene, no sabes lo que echaba de menos tus matrimoniadas mañas :-)

    Lo tuyo es ansiedad. Me juego lo que quieras.

    Petonet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que más que yo vuestras historias perrunas.
      Que el blog se ha quedado en masquecaniches
      Sus habís peleao u que???
      Besicos.

      Eliminar
    2. Peleado??? eso jamás pasaría ... la vida, que está mu'ashuschá :-)

      Eliminar
  6. Contigo nunca se si hablas en serio o en broma de estas cosas, pero he quedado preocupada.
    ¡Será deformación profesional!.
    Te diría más cosas pero este no es el medio.
    Tan sólo que a mi esa opresión me preocupa y no me quedo a gusto si no te lo digo.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablo en serio claro!! Se agradece muuuuuucho la preocupación.
      ¿Pero cómo le puedes decir eso a un hipocondriaco obsesivo como yo??
      Dos dias llevo dándole güeltas a la cabeza con tu comentario!!!!
      Ya estás escribiendo al meil elchicodelaconsueloarrobagmailpuntocom
      Besos a puñaos

      Eliminar
  7. Qué listo el médico, como no sabe a qué se debe la opresión (yo te creo, era una opresión como un caballo) te dice que tienes colesterol para que te olvides del asunto.

    Tenemos que fundar el club de los incomprendidos para luchar contra estas conspiraciones tan habituales de madres, mujeres, suegras y mexicanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahi le has dado sí señor, diablillo.
      Que mi amigo pedrito es muuuuuuu listo.
      Es que él está tan fuertecico como yo o mas y así desvía la atención.

      A decir la verdad en esto mi suegra se ha mantenido al margen, lo que no sé si me alegra o me preocupa!!

      Abrazos y a ver si retomo el habito de visitar tu establecimiento que te tengo dejao de la mano de dios!!

      Eliminar
  8. Pero...¿Al final estamos seguros que SÓLO era lo del colesterol? Porque el colesterol no duele...ni causa opresión...a ver si va ser otra cosa y no te lo han visto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CeSi... la concurrencia de dos circunstancias no hace necesariamente a la una causa de la otra!!!
      Tengo opresión y colesterol
      buahhhh buahhhh lloro amargamente.

      Eliminar
  9. Ay que risa con el primero de matrimonio!
    Que te comprendo pero estoy con la nuera de la Consuelo, que no a se os puede dejar solos en el médico, que contáis lo que queréis.

    A ver 112 que nos dice de la opresión por dios, aquí otra medio hipocondriaca.

    Un beso grande y graciad por las risas!

    ResponderEliminar
  10. Un placer Tita,hacerte reir.
    Pero este blog esta lleno de medicos
    incluida alguna siquiatra que yo me sé.
    Casi me da más miedo el diagnostico de ésta
    sobre mi estado mental
    que la de 112
    sobre mi estado cardial.
    buahhhh buaaaaahhh
    sigo llorando.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...