jueves, 30 de abril de 2015

Mis restaurantes favoritos en Zaragoza

Últimamente el Tripadvisor me está defraudando. Yo que siempre he sido un fiel seguidor, ahora ya llevo un tiempo en el que vaya donde vaya no coincido con la web de recomendaciones gastronómicas ni de suerte. Los comentarios caen en el tópico y salen resultados estrafalarios que no tienen que ver con la calidad, me imagino que debido a que ya hay verdaderos profesionales en el posicionamiento de restaurantes en el tripadvisor.
Hace unos meses, movido por esta desilusión, me preguntaba con mis amiguetes si seríamos capaces de hacer una lista con los cincuenta restaurantes que más nos gustan de Zaragoza. Lo primero que vimos es que era injusto hacerla en orden. Cada momento tiene su restaurante y no se puede comparar un restaurante al que vas a tomar tapas, con otro al que vas con tu churrita en plan tiernecillo, así que aunque los dos sean sensacionales me lanzo en solitario al reto porque hacer una lista en conjunto es dificilísimo. (otra cosa es que coincidamos en un buen número).
Yo, os voy a ser sincero, me dejo mucha pasta en zampar: como ni fumo, ni me drogo, beber cubatas me provoca reflujo y el sexo de pago me da una miaja repelús…pues en algo me he dejar los cuartos. Mi santa esposa siempre me dice “entre mi madre y tu habéis conseguido que ni las zapaterías ni los restaurantes de Zaragoza hayan notado la crisis”… no es pa tanto.
Con esta ilusión empecé un blog El tragapanes, pero la verdad es que blogger es una tabarra para modificar y hacerlo a tu gusto, así que lo he dejado un poco adormecido, por lo que me marco este post a modo de clasificación actualizable y una etiqueta de las de la parte superior de este blog.
La lista la divido en grupos: Los Top Ten que son los super de los super de la muerte (no confundir con los que son más caros, aunque ahora que lo miro baratos no son ninguno). Después hago un grupo aparte de restaurantes de rarezas  pijiguays, aunque los que entren por esta vía serán excepcionales. Hace poco, sin ir más lejos, fui a La Senda al que llaman (el Bullí de Torrero) y lo cierto es que comí muy bien,hay platos sublimes de verdad, como el rollito de  tartar de Atún, pero creo que si hubiera comido cinco menús seguidos aun me hubiera quedado con hambre.
En el lado contrario están los buenos y baratos son restaurantes donde se va a comer por no mucho, lo que no debe significar que se coma mal. Hay otros que me gustan y están en un nivel dos, aunque a algunos vaya más y a otros menos. Pongo también los de eventos que son un apartado aparte y algunos de los de fuera de mi pueblo. Ya sabéis mi manía con el tema de la cerveza, así que donde la tiran bien lo apunto.
Pues no me enrollo más. Iré actualizando este post y la etiqueta de arriba. Y dentro de unos meses, la guía Michelin será una broma comparado con el éxito del blog del chicodelaconsuelo y estoy seguro que los restaurantes de Zaragoza matarán por estar aquí. Intentaré ir poniendo comentarios individuales de cada establecimiento en posts del otro blog, pero no os aseguro nada.
Besicos compañeros y que Vds lo coman bien. No hace falta decir que vuestros comentarios enriquecen la lista. 

Mis Restaurantes favoritos de Zaragoza

(Actualizado Julio 2017)

No están en orden…pero casi. Iremos completando y enlazando.

TOP TEN

Gerardo
La Jamoneria
El Rincón de Talamantes
Chef Alfonso
Hermanos Teresa
Cervino
El Simbol
Cedros 
Azarina Fussion
Casa Unai

 

RAREZAS 

La Senda


ME GUSTAN MUCHO

La Torre (Malpica)
El Clavel
Rio de la Plata
Foster Hollywood
El Broquel
La mar salada
Restaurante J3
Marpy
Palomeque

BUENOS Y BARATOS

Estudios
El museo de la tortilla
Casa Rodri
Antigua casa Aparicio
El Lince
La flor de la sierra (el de las sardinas de la seo)
La Carbonera (La almozara)
Veltins (La almozara)

ME GUSTAN pero NO VOY MUCHO

Pedro Saputo
El mercado de Ric
Varela Vieja
La Garnacha
El Begoña
Antiguo Paraiso
El continental
El Allar
Casa Tinelo

PARA EVENTOS

Las Lanzas
Gayarre
El Centenario H.Zenit

Fuera de mi pueblo

L´Ancora 2 (Calafell)
Casa Blasquico (Echo)
Kimboa (Ansó)
Bodegas Rosell (Madrid)
Casa Canteré (Echo)
Petit Duval (Calafell)
 

Sitios donde saben tirar cerveza

El Clavel
Cervino

lunes, 27 de abril de 2015

Noche de domingo: entrevistas, libros y cuadros.

Las noches de domingo se estancan, invitan a café, se adormecen lentamente en un instinto de autoprotección y preludio que nos guarece de lo venidero. Recuerdo que he tenido noches dominicales de vértigo y miedo; otras tan continuas que parecían lo mismo, pero siempre con esa voluntad de apaisar la semana, hacerla horizontal, evitando que cogiera altura lo anecdótico a fuerza de repensar las cosas.

Recuerdo las noches de domingo en BUP haciendo láminas de dibujo técnico a 0,50 de incremento para subir nota (rara vez mi primera lámina alcanzaba un cuatro, así que, medio a punto a medio punto, lograba llegar al siete tras seis láminas de repetición). Muchos días, me gustaría poder rescatar ahora el sistema y  cuando meto la pata poder hacer láminas complementarias que me permitieran llegar a la nota necesaria.

También recuerdo domingos más adelante, que veía un documental que se titulaba La Expedición Malespina que echaban en La2 y que ahora se puede ver en rtve a la carta y me inventaba y me soñaba viajando por los mares del sur. Creo que habré visto cada capítulo  mil veces y como Carlos Stuart Predell, a mi también me me gustaría tener, unos mares del sur a los que escaparme en los momentos de desasosiego, qué bueno el libro de V.Montalbán.

Veía Pressing Boxeo en tele5 con Jaime Ugarte y Xabier Azpitarte que repetían peleas históricas, comentadas con todo detalle y emoción. Desde entonces empecé a ser más de Joe Frazier que de Ali o Foreman; que es un poco como ser del Atletico mientras se pelean Madrid y Barcelona. Veía al primer Punset en sus Redes iniciales antes de creerse que el interesante era él y no la persona a la que entrevistaba y a Sanchez Dragó a quien admiro más como entrevistador que como escritor que me parece un tostón insufrible. (Ya sé que no está bien visto pero yo le sigo fielmente me da igual su ideología (si la tiene) y sea cual sea el programa,tele o radio para la que trabaje).

Hoy he rememorado alguno de aquellos domingos cuando me ha llamado la nuera de la consuelo para que viera con ella la entrevista de Pepa Bueno en el Chester a Pablo Pineda (estupenda tanto la entrevista como Pepa Bueno que ha mejorado un mogollón en todos aspectos puffff en comparación a cuando estaba por mi pueblo) y ya puestos, en esa cosa que hacemos a menudo que es ver los programas hacia atrás (bendito TIVO) luego nos hemos enganchado a la de Fernando Tejero. (Cuando la cuelguen entera ya la enlazaré que ahora solo está a retajos y pierde gracia).

Y como ya sabéis que me cuesta hacer una sola cosa a la vez, mientras veía la entrevista, me he puesto a brujulear por el Pisando charcos the molinos & friends y me he quedado enganchado a un post sobre Nueva York y los libros que mejor la describen.  No nombran el libro de Eduardo Mendoza Nueva York que es una delicia (no soy objetivo), pero sin embargo me han descubierto a un pintor de esos que te da el flechazo nada más verlo. Se llama Cristobal Perez Garcia no sabía absolutamente nada de él, pero me ha enganchado totalmente. Os dejo enlace a su web  y pego aquí un par de sus cuadros. Estoy seguro que no será la última vez que lo cite. Descubro con rabia que expuso por mi pueblo en Enero, y que lo hará en verano en Madrid a ver si me puedo acercar al pueblecico del centro para verlo.

image image

Como bonus track 1 os pongo enlace a los videos de como realiza su obra

Como bonus track 2 os enlazo a la lista de spotify del viajando con chester (Me encanta que los programas cuelguen en spotify la música de sus programas)

Pues eso eso es todo amigos, mañana me he pillado una de esas fiestas a destiempo que tanto se agradecen, con el único fin de apaciguar mi espíritu y poner sedimento a la vorágine en la que vivo. Así que no gritéis mucho.

PS-. pasados los cuarenta y sin haber visto todavá nueva york, snifffffffff, mi mujer no me quiere llevar sniffff

martes, 21 de abril de 2015

Música para feos Lorenzo Silva. Crítica, despelleje y lista de Spotify

Bueno, como tengo poco tiempo y mucho sueño no voy a ir con rodeos. Fatal, no os lo compréis. ¿Vosotros os acordáis de Fortunata Fortuna, la de La vida imaginaria de Mara Torres?  pues Mónica, la protagonista de este libro, es su primica la pequeña. Borrachera de adjetivación, blandengue a más no poder, a cada párrafo le sobran dos líneas, ”argumento desustanciao” y la protagonista de una pedorrez e intensidad inconmensurable. No es el Lorenzo Silva de los libros de polis, ya os lo digo, sino otra cosa. Un libro que de no firmar alguien conocido, con todo el alarde de publicidad camuflada de entrevista que ha tenido, no hubiera vendido ni tres ejemplares,
Se pega 152 páginas con el “impresionante misterio” de en qué trabajará su novio, que a fin de cuentas es una espera insustancial como la de las 50 sombras de grey, que se pegan 125 páginas templando gaitas, pero todo el mundo sabe que van a echar un güete. Pues aquí si te has mirado cualquier reseña, ya sabrás en qué trabaja el mocete, vamos y si no te la has mirado también te lo imaginas. Y si no te lo imaginas tampoco pasa nada.
El argumento es chica jamona de veintitantos en crisis sentimental conoce a un tipo cuarenton en una disco y como tras dos polvos se va el zagal de viaje de trabajo se pega un capítulo entero de !!cien páginas!! chateando, escaipeando con él e intentando saber en qué curra. Para entretenerse se van poniendo canciones el uno al otro, ella se hace un Hormigos, él le pide amor eterno y no sigo para no espoilear más.
Los diálogos on line son un genero, que no sé si dentro de diez años serán la moda, pero hoy en día a mi me parece complicadísimo de plasmar en un libro. Lorenzo Silva lo intenta, pero en ningún momento encuentra la chispa de la emoción. La primera parte es anodina y los personajes planos y esperables, por lo que tampoco te entra ninguna gana de saber de ellos. Y la segunda parte un chateo mimosín.
Ojo, he dicho que no os lo compréis, pero no que no lo pilléis en la biblioteca o que no os lo deje alguien, porque el libro sí que tiene 15 páginas del verdadero Silva, del que nos gusta, del bueno de verdad. Lo malo es que esas 15 páginas empiezan en la 193, cuando ya te has desesperado y solo una fidelidad (no pedida) a determinados escritores te ha permitido llegar hasta allí.
En esas 15 páginas si que hay personajes cara a cara, si que se intuye lo difícil que es explicar los propios sentimientos, el porqué hay gente capaz de trabajar en según qué cosas y no contarlo; la ética y el deber la moral frente a frente. La verdadera intensidad de los personajes en lo que no cuentan, y esa opción de siempre en Lorenzo Silva de ponerse en el lado del orden y la corrección y desdeñar la estética de la vileza para optar por el deber cumplido.
No se enfade don Lorenzo pero este es un libro ramplón, sobran palabras, frases demasiado largas y de una pretendida intensidad que en casi ningún momento se logra. El arte del chateo no es lo suyo (no hace falta que los destaque porque ya lo he hecho en otros post sus buenísimos diálogos cara a cara), esto lamentablemente es otra cosa.
Sr destino, ya sé que es una parida pero en la página 32 hay un fallo de corrector “Mi hice algo de comer…” esto creo no es culpa de Silva.
Pues nada, que con este post he logrado cabrear a mi señora, “desde luego no te gusta ni un solo libro que te compre yo, ni siquiera uno de tu querido Lorenzo Silva, como eres tan pelota este no tendrás narices de mandarle un tweet para que te lo lea y comente”. Para rematar con “…y que sepas que ha dicho en Julia Otero que no es ninguna tragedia estar dos años sin echar un polvete, le tendría que hacer caso, para que te enteres” Don Lorenzo ¿de verdad ha dicho eso? cómo se le ocurre… hombre!!!!

He tenido narices, claro, los halagos solo son creibles cuando las críticas se hacen con la misma sinceridad y le agradezco a Lorenzo Silva que ha tenido el detalle de contestar, como suele hacer cuando tocan elogios.

Como no consigo enlazar en la lista de spotify la lista de canciones del libro me he hecho la lista yo mismo y la cuelgo a continuación.


Tino Casal – Embrujada
Zella Day – Compass
Radiohead – Creep
Amy Winehouse – Back To Black
Carla Bruni – Le Ciel Dans Une Chambre
The Alan Parsons Project – Old and Wise
Rufus Wainwright – Chelsea Hotel No. 2
Yazoo – Only You
Icona Pop – I Love It (feat. Charli XCX) - Original Version
Extremoduro – Primer movimiento: El sueño
Electric Light Orchestra – Sweet Talkin' Woman
Antonello Venditti – Forever
Franco Battiato – Yo Quiero Verte Danzar
Rammstein – FRüHLING IN PARIS
Pink Floyd – The Final Cut - 2011 Remastered Version
Keane – Somewhere Only We Know
Roy Orbison – A Love So Beautiful
Gastelo – Si tu piensas en mí
The Alan Parsons Project – If I Could Change Your Mind
Tino Casal – Tal Como Soy (Killing Me Softly With His Song)
Amy Winehouse – Our Day Will Come

sábado, 18 de abril de 2015

Los libros del primer trimestre 2015 y libros que he empezado y llevo a medias.

  • Terminé diciembre con los tres libros de Gutiérrez Maluenda en los que Atila es el protagonista (Mala hostia, Ruido de cañerías y Un buen lugar para reposar) me los leí de un trago, sin pestañear, hasta tal punto que me cuesta diferenciar el uno del otro. Sensacionales, me encantaron… con ese tipo de policía de vuelta de todo que tanto me gusta, humor, sarcasmo social, algún polvete tardío. Después intenté seguir con su otro policía, Céspedes, pero no me enganchó y del libro que elegí (Putas, diamantes y cante Jondo) no pasé del primer capítulo.
  • Empecé el año con Mendoza y Riña de gatos, que sí pero que no. Igual es porque la novela histórica no me gusta,pero la pereza pudo con mi devoción por Mendoza. Lo acabe a duras penas, sin mayor gloria. A mi de don Eduardo lo que más me gusta es el ritmo (y esta novela lo tiene) y el humor (aquí muy desnatado) pero no me terminó de gustar, quizá fuera porque los personajes me provocaban la misma atracción que chabelita bailando el kumbaya.
  • Siguiendo un consejo del Sr Ro (no se si ya habrá regresado de lugares lejanos, desde donde nos mata a envidia) me leí otro policiaco de un catalán que firma como Toni Hill, El verano de los juguetes muertos, me gusto mucho, con en esa especie de formato policiaco coral. Mezclando historias personales de varios polis con el caso mismo que da argumento a la trama. A mi me recordaba el formato de esas series de polis de la tele en la que sabemos toda la vida personal del prota. Varias historias bien entrelazadas, muy cinematográfica, personajes fuertes (el escritor creo que es psicólogo de profesión) bien escrita y una pena que no la sepa redondear con un final a la altura del resto del libro y se vea obligado a caer en el nefasto truco de sacar algún conejo de la chistera en la última parte. Pero muy bien.
  • y a partir de ahí he caído en el desorden lector más absoluto que se ha emparejado con mi desorden vital y mi rapto laboral. La nuera de la consuelo me pasó El despertar de la señorita Prim, estoy en la mitad y me parece una tabarrra de tomo y lomo. “Claro , como te lo recomiendo yo y no tus amiguitos del blog, seguro que no te lo terminas” pues en eso ando, en sacar un rato para terminarlo para que mi señora no siga pensando que esto de los blogs me vuelve lelo. Hice conato de leerme algo de Llamazares, porque varias personas lo tienen entre sus favoritos,nada no pasé de tres líneas. Me compré Talco y Bronce de Montero Glez no está mal pero no al nivel de sus grandes, avanzo poco a poco.
  • Después, la nuera de la consuelo me regaló Música para feos de Lorenzo Silva, con una protagonista con un nivel de pedorrez solo equiparable a la Fortunata Fortuna de Mara Torres en La vida imaginaria. Borrachera de adjetivación, blandengue a más no poder, a cada párrafo le sobran dos líneas, ”argumento desustanciao”. Fatal. (Como no mejore en la última parte se hará acreedor de un post de despelleje cruel).
  • Seguimos con El Desembarrancadero de Fernando Vallejo, ya sabéis de mi devoción por el colombiano. Además este libro está en una lista con la que suelo coincidir mucho como la que publico la revista colombiana Semana de las mejores 100 novelas en español  de los últimos 25 años Pues como no podía ser menos Vallejo y su lenguaje abierto en canal me entusiasma, pero como decían en Aterriza como puedas “creo que he elegido un mal día para dejar de esnifar pegamento”… y no sé si es buen momento ahora para seguir leyendola. Me gusta muchísimo, pero no está al nivel de la genialidad de la Virgen de los sicarios.
  • Un gratísimo descubrimiento es Plinio Apuleyo Mendoza del que no sabía nada. Me estoy leyendo dos libros referidos a García Márquez El Olor de la Guayaba y Aquellos tiempos con Gabo, deliciosos ambos en donde juega con maestría mezclando su admiración por gabo y un inteligente ejercicio de desmitificación del heroe. Me lo estoy leyendo saboreando cada línea y anecdota y por eso no lo acabo. El lenguaje se acerca, en lo posible, al del maestro, es como esos sustitutos veraniegos de la radio que aunque no son el titular, parece el mismo tono de voz.
  • Seguro que me he dejado varios (ya los iré incorporando…) Hoy me he comprado en un rastrillo benéfico uno de Sepúlveda, Historias marginales, Mi compi de curro, a la que desde aquí saludo como lectora de este blog, me ha dejado el planeta de este año. Empecé el año pasado y se mi hizo bola en la pagina 200 En la Orilla de Chirbes y así que vamos teniendo diez pantallas abiertas en lo vital y en lo lector y no hay manera de irlas cerrando.

viernes, 17 de abril de 2015

Serán los diecisiete

Hoy que la tarde se viste de mortaja

hoy que la juventud vuela

en caída leve y sin peso;

recuerdo mis tardes incompletas,

el terror al horizonte

aquel cielo sin dios que amenazaba

desde el vacio

y la atracción irreverente del vértigo

a mis diecisiete.

 

Las viejas desdentadas

nos recitaban frases regurgitadas como salmodias

“¿De qué os quejáis si lo tenéis todo?

 

…y mientras, en la habitación cerrada y oscura

me veo apretar con fuerza los ojos en una siesta forzada,

…y bajo las persianas hasta el final

para que no queden rendijas

que me permitan avistar la tentación

dulce y terrible de la nada.

martes, 14 de abril de 2015

Hoy quisiera escribir a la vez que leo

Algunas noches quisiera escribir a la vez que leo. Leer me vacía la mente, la deja en punto muerto, me empuja por caminos inhóspitos a ciudades soñadas detrás del espejo. Escribir sin embargo, requiere mi esfuerzo, cuando escribo extrusiono vivencias y las soplo  para hacerlas pompas ingrávidas, luego. Nadie escribe mientras duerme y sin embargo muchas noches sueño que leo.
Escribir requiere de mis dedos como las madrugadas que intento envolver con mis sueños tu cuerpo, escribir requiere inventarme caricias para entretener nuestros días viejos, escribir es buscar en lo oscuro y leer es más como un encuentro.
Leer es miércoles, es tarde de domingo, preferir después al ahora y mañana al luego; escribir es vestirse de lunes y hacerse a veces enero. Hay días para escribir y días en los que sinceramente no puedo, y hay noches como hoy que quisiera escribir a la vez que leo.

domingo, 12 de abril de 2015

Comparaciones odiosas: Bob Dylan vs Dolly Parton Don´t think twice

La gracia de esta aclamada sección de Comparaciones odiosas del chicodelaconsuelo está cuando comparamos genios, porque mojarse, cuando solo uno de los dos es bueno, lo hacemos cualquiera.

Aquí os dejo una canción, para mi no muy de conocida, de Bob Dylan y versionada también por  la grandísima  Dolly Parton. Los que ya me conocéis no hace falta que os diga que mi voto va para Dolly, como siempre.

Por cierto precioso el video el de la versión de Bob Dylan

Feliz Domingo hermanos!!!!

Don't Think Twice It's Alright [Bob Dylan 1962] from Dan Pick on Vimeo.

miércoles, 8 de abril de 2015

La Cass de Bukowski y mi Cass de Más Birras

Cass era la chica más guapa de la ciudad. A mi, aquella morena de pelo negro y liso de la última fila me enganchó nada más verla, fue quizás porque me recordaba a una francesa  de mis días de camping que atrapaba con su silencio y su insultante delgadez nuestras lúbricas miradas adolescentes. Cass era la chica más guapa de la ciudad, un cuento de Bukowski que alguien puso de moda en esta tierra gusanera tan proclive a apuntarse a modas de quita y pon y nos lo vendió como lo más de lo más: el más duro, el más sucio, el mejor escrito, aprovechándose de que todavía no habíamos visto acuchillar con palabras a Vallejo o a Montero Glez y ni nos sonaba Ray Pollock traducido en sucio a las mil maravillas por Calvo

Entré en clase de Derecho por primera vez, sería octubre del 88 y como os decía, aquella morena de pelo liso y pechos sin sostén, me aguantó la mirada con esa languidez que solo tienen las niñas tontas o aquellas que aprovechan su fingida idiotez para llevarte al catre al menor descuido. Por entonces no sabía en qué grupo se encontraba ella. Si que sé en el que me encontraba yo: en el de los palurdos recien desvirgados capaces de polucionar un cuento con solo una mirada..

Fue también octubre, pero de 2000, cuando llamaron al Agente Joaquín, el de mis cuentos, para ayudar a levantar un cadáver a dos pasos de donde yo había hecho la prestación. Joaquín cuando me lo contó no manifestó ningún respeto por Mauricio Aznar, uno de los más grandes músicos que se hayan visto a este lado del canal:¿se drogaba no?. Y es que Joaquín por entonces era un genio simplificando y todavía creía en el amor, bueno en su manera de verlo, es decir puro sexo de peli porno, correrse en las tetas, cachetadas en las nalgas, pero sin embargo despreciaba los polvos asquerosos que nos vendían como narrativa hardcore con el puto Chinaski en Factotum. Joaquín, empezaba a ser, el policía duro que les robó todas las lágrimas a los amigos de Cass. Pero él no lo sabía, porque esa literatura y esa música eran para él, cosa de pijos universitarios. 

Cuando me contó lo del muerto y supe que era Mauricio Aznar  yo no pude evitar que se me escapara un suspiro al recordar aquel otro octubre del 89 cuando Más Birras tocó en las fiestas del pilar uno de los conciertos más grandiosos y memorables que yo haya escuchado nunca. (El sol ya no se pone en las montañas de Luisiana y a mi que y a nosotros qué). Y es aquí donde confluyen estas dos historias, porque a aquel concierto fui con aquella chica de pelo liso y mirada india de mi clase que me hacía emular a Codesal poco antes de que lo matara el moro debajo de la higuera.

Luego sigo con lo del concierto, pero dejadme ahora contaros más cosas de Más Birras. Mauricio Aznar fue un músico grande que quizá se lo comiera su independencia en el saso donde los mastines aúllan soledad y es que a la gente no le gusta que uno tenga su propia fe. Yo lo escuche varias veces cerca, tan cerca como compartir mesa, no sé si fue en el bar de derecho o en el de la facultad de veterinaria; por entonces no eran ya Más birras sino Almagato y tocaba una especie de tango rasgado y extraño con vientos de prosa que a mi, para que os voy a mentir, me gustaba tirando a poco.

Siempre me imaginaba a Cass, la Cass nuestra, la que se reía como un sábado, a mi lado, era un sueño recurrente y no pocas veces anduve por bares de madrugada buscándola.  Entendedme, me refiero a la Cass de Mauricio no a la de Bukowski, la Cass de Bukowski es la típica guapa intensa y guarra que se lo hace con feos para jugar con ventaja; la Cass de Mauricio, sin embargo, es la chica autodidacta e independiente con la que sueñan todos los del grupo sin poder alcanzarla. La Cass de Bukowski se mata de egocentrismo, a la de Mauricio se la llevó por delante un Chevrolet y un repartidor de cocacolas cuando todavía le quedaban muchos pasos que dar sobre la nieve.

Anduve todo el año currándome a la chica de clase, a veces la llevaba a casa en mi coche viejo, otras tomábamos una cerveza a la salida, alguna vez coincidíamos en la piscina. Para mi era la chica más guapa de la ciudad. Yo por aquel entonces no estaba mal del todo y mientras iba tonteando con otras, no podía creerme enganchado cada día más y más  a la panfilez sutil de ella, un año entero, todo un año hasta que aquel Pilar la invité al concierto de Más Birras con fines obvios y poco disimulados, ella aceptó con un flácido “vale”.

Al entrar salude a un buen amigo que andaba con una pierdemedias de dudosa reputación compensando a una novia que le acababa de dejar por un poli local.

Yo que de natural no me entero de la misa la media, recuerdo aquel concierto con la certeza del triunfo, con la euforia de aplazar lo seguro y sobre todo disfrutando de aquellos versos grandes y profundos de mi grupo favorito. Sude mucho, bebi muchisimo y quizá alguien me pasara algún canuto mal liado, la cuestión es que cuando tocaron Cass ella se cobijo en mi, y escuchamos pegados aquella canción que habíamos puesto cien veces en el casette de mi coche. Nos miramos muy cerca preludiando el fin de la espera. Y cuando Mauricio decía aquello de pobre Cass tenia que morir como una diosa nuestra, vi a mi amigo solo y lloroso acodado en la barra y supe de golpe que aquella chica que tenía a dos dedos de mi boca, la chica más guapa de la ciudad, la más joven de cinco hermanas, la chica de pelo negro, largo y sedoso y que seguro que follaría como una serpiente salvaje nunca sería la cass a la que yo mandaría violetas. Espérame un momento, le dije, ahora vuelvo.

¿Qué pasa tio, salude a mi amigo, nos vamos a la otra barra, te invito a unos litros?

No me volvió a hablar. se llamaba cass y era probablemente la chica más guapa de la ciudad.

 

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...